Berazategui: Esclavitud laboral en el Evita Pueblo?

Esta nota  parte fue extraída del CIB y  "Las dos campanas" y "FM Aries" la amplían agregando audios  del programa y que la enfermera enviara antes de la carta.

   

Audios  Programa de hoy "Las 2 Campanas"         Enfermera         

Una enfermera local denuncia que en el Evita Pueblo le dieron tareas laborales sin haber cumplido con las formalidades de contratación. Señala que trató con el director, Esteban Marini, por saltear pasos burocráticos que la dejaron sin cobrar y sin cobertura de la ART que la dejó indefensa ante el coronavirus que se contagió en su empleo. Este es el resumen de la carta enviada a este CIB, en exclusiva:

Carta  enviada por la enfermera Analia Benitez

… En todos los hospitales y centros de salud de la Provincia, comenzaron a gestionar designaciones mediante trámite preferencial con el objeto de hacer frente a la pandemia.

El nosocomio local tramitó mi designación en planta temporaria mensualizada como Enfermera (Ley 10.430 Agrupamiento técnico) mediante expediente EX-2020-06451908- GDEBA-HZGAEPMSALGP. Las actuaciones se caratularon por sistema GDEBA el 8 de abril y fue remitido a las autoridades de la Dirección Provincial de Hospitales (DPH) el día 13.

Con anterioridad, las autoridades del Hospital me indicaron que empiece a trabajar. Comencé como Enfermera de Guardia el 23 de marzo, día por medio, de 22 a 6 hs.

Para que una trabajadora hospitalaria comience a laborar, el Ministerio debe enviar la confirmación para la toma de posesión mediante planilla. En este caso, el Hospital no solo me ordenó trabajar sin haber firmado, sino que tampoco estaba generado mi expediente.

Confié en la palabra de las autoridades hospitalarias. Pasaban los días y los meses sin novedades de la designación ni del cobro por el trabajo que comenzamos hace seis meses.

El 31 de julio, mi expediente fue devuelto por la DPH con la providencia: “Pase, no se podrá dar curso a lo solicitado y a fines que estime corresponder”, mi designación no tuvo curso.

Esta finalización tampoco me fue comunicada; continué trabajando gratis, sin sueldo, sin obra social y sin aseguradora de riesgos de trabajo. Esto no es menor, si consideramos que, a causa del trabajo, contraje Covid-19.

Esta cuestión debió ser denunciada como un caso de Enfermedad Profesional frente a Provincia ART, lo que no sucedió debido a que nunca fui designada, dejándome en un grado de vulnerabilidad total en mis derechos.

Luego de reclamos verbales frente a la oficina del Departamento Gestión de Recursos Humanos y al Director Ejecutivo, sin explicar lo sucedido con el expediente ni con los haberes adeudados, me comentan que se gestionó una beca de contingencia. Esta es otra modalidad de contratación que tiene la administración pública, con un régimen acotado de licencias y derechos, sin aportes previsionales y, por supuesto, sin estabilidad.

Esta última gestión se realizó mediante Comunicación Oficial (CCOO) NO-2020-14667469-GDEBA-HZGAEPMSALGP el 10 de julio. Esta nota fue en respuesta a la NO-2020-14391251-GDEBA-DPHMSALGP donde Juan Sebastián Riera, el 7 de julio, puso en conocimiento a Juan Esteban Marini.

No tengo novedad sobre la Beca de Contingencia, ni de quién me abonará el trabajo desde marzo; tampoco estoy en conocimiento de quién se hará responsable por la falta de cobertura de la ART Provincia frente a las dolencias que me causó el virus.

Analía Pierre Benítez, DNI 33.489.778

Volver