El acusado de matar a Lucas Cancino fue detenido dos veces en el año, pero siempre salió el mismo día

Rodrigo Rivas, de 19 años, fue señalado como el delincuente que hirió de una puñalada a Lucas Cancino, en Quilmes. Entre marzo y mayo pasado lo arrestaron en dos oportunidades aunque a las pocas horas recuperó su libertad.

Dos jóvenes de 19 y 20 años fueron detenidos por la Policía de Buenos Aires como principales sospechosos del brutal asesinato de Lucas Iván Cancino (17), el joven estudiante secundario que fue asesinado el 13 del corriente mes en Ezpeleta partido de Quilmes cuando iba en bicicleta a la escuela. https://las2campanas.com.ar/2021/10/13/ezpeleta-matan-un-joven-de-17-anos-por-su-celular-la-bicicleta-y-la-mochila-se-dirigia-al-colegio/

Los Asesinos de Lucas Cancino

Según fuentes policiales, el presunto autor material había sido detenido dos veces en lo que va del año, pero en ambas ocasiones recuperó su libertad el mismo día.
Rodrigo Agustín Rivas (19) fue arrestado en un operativo realizado en un domicilio ubicado en las calles de Mozart, entre Lugones y Juan Cruz Varela. De acuerdo a los voceros, estaba escondido en el fondo del terreno junto a otro chico de 20 años, que fue demorado preventivamente y poco después liberado.

Los investigadores pudieron identificarlo después de obtener varios testimonios que lo vinculaban con el hecho y analizar las cámaras de seguridad de la zona donde el chico fue atacado hoy a las 7.50 de la mañana, cuando salió de su casa de la calles Comandante Naval, entre Ascasubi y Lugones, en la localidad de Ezpeleta, partido de Quilmes.

En la vivienda del acusado los investigadores secuestraron una campera negra y una remera clara, coincidentes con las prendas de vestir que llevaba puesto el autor del crimen, según los registros de los videos.
Rivas había sido detenido por primera vez en el año el 8 de marzo pasado a las 19.30, en el marco de una investigación por averiguación de ilícito que se tramitó en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Descentralizada N°1 de Avellaneda, a cargo de la fiscal María Alejandra Olmos Coronel. La aprehensión fue realizada por personal de la comisaría 5ta de Avellaneda, pero antes de la medianoche el joven recuperó la libertad por falta de pruebas.

Dos meses después volvió pasar lo mismo. Lo demoraron en la comisaría 2da, el 26 de mayo a las 20.30 horas. La acusación, en este caso, era por robo simple. Sin embargo, la justicia de Quilmes dispuso su excarcelación.

El otro sospechoso por el caso, identificado como Nazareno Juan Cruz Mejías (20), también posee antecedentes delictivos. El 24 de julio del año pasado fue detenido y acusado por el delito de «robo agravado automotor», en una causa instruida por el fiscal de Quilmes Leonardo Sarra. A diferencia de Rivas, que apenas pasó un par de horas preso, Mejía al menos durmió cuatro días en un calabozo: el 29 de julio del mismo año ya estaba en calle. Fuente Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.